Problemas en la espalda ocasionados por sillas estáticas. Descubre como solucionarlas con una postura dinámica

Published by

Posted on 12 enero, 2016

Los problemas en la espalda son muy comunes por pasar demasiado tiempo sentado o en malas posturas.

EL PROBLEMA

La silla estática

Las numerosas sillas ergonómicas disponibles hoy en el comercio tienen como objetivo  la prevención a través del correcto posicionamiento de la columna vertebral, es decir la  denominada “posición neutra”.

Sin embargo, la investigación científica ha aclarado que el estatismo, o sea el  mantenimiento de una posición fija también si correcta, termina por causar igualmente  síndromes de sobrecarga.

Está demostrado que la variación de postura contribuye al relajamiento de las  estructuras cargadas por el peso del cuerpo y activan las funciones musculares de  base. Esto siempre que el cambio no implique adoptar posturas incorrectas o  antiergonómicas.

Movimiento continúo con adopción de posiciones incorrectas

Estar en posición correcta sin apoyos y pudiéndose mover en la silla parece una  contradicción. Una postura incorrecta se reconoce cuando, después de haber estado  sentados por mucho tiempo, tendemos a cambiar a menudo de posición en el intento  de hacer descansar las partes doloridas.

LA SOLUCIÓN

La postura estática

​​Las bases oscilantes permiten mover  el cuerpo en el espacio, manteniendo una postura correcta (neutra).Gracias a los desplazamientos hacia adelante y hacia atrás se modifica continuamente  la intervención de la gravedad sobre el cuerpo, de modo que el peso del tronco no sea  sostenido siempre por las mismas partes de la columna vertebral.
Además, como demostrado por algunos estudios científicos, la oscilación, estimula  la actividad natural de los músculos de la espalda, evitando el endurecimiento  típico de las posiciones fijas (contractura) y permite una natural “movilización” de  la columna y por tanto evita problemas en la espalda.

La oscilación estimula la actividad natural de los músculos de la espalda

 

​Finalmente, ha sido observado que los usuarios de las sillas con bases oscilantes recurren raramente a posiciones incongruentes y no necesitan cambios continuos de posición  típicos en los asientos convencionales.