Cómo deben sentarse nuestros hijos para estudiar

Published by

Posted on 3 septiembre, 2015

Cuando nos sentamos , nos sentamos quietos, y que está afectando seriamente nuestra salud.
Los efectos negativos comienzan desde la niñez. Dolor de espalda. Cuello y tensión en los hombros.
Problemas de peso y falta de concentración.
En pocas palabras, tenemos que cambiar la forma en que nos sentamos. Debemos saber cómo deben sentarse nuestros hijos. Necesitamos movernos.

El cuerpo humano es el punto de partida en el estudio y en la búsqueda del diseño.
Del mismo conocemos los posicionamientos que favorecen la relajación y sabemos que puntos actúan para sostenerlo. También sabemos que ha sido programado para moverse y por eso no deberíamos permanecer inmóviles, durante mucho tiempo.