Dolor de espalda y su solución

Published by

Posted on 9 septiembre, 2015

Sabías que el dolor de espalda es el segundo motivo más frecuente por el que las personas consultan a sus médicos (después del clásico resfriado)? Así que es muy probable que tú también lo estés experimentando, por eso, hemos preparado las principales causas de dolor de espalda y su solución. ¡Empecemos!.

 

#1 Vivir encorvada

El problema: Esta postura endurece los músculos de tu pecho y te hace parecer mucho menos esbelta. Pero, además, ¡destroza tu columna!

La solución: Préstale atención a tu postura; siéntate en un ángulo de 90° y abre tu pecho, llevando los hombros hacia atrás.

#2 Tu vida se pasa sobre una silla

El problema: En un día muy ocupado, invertir tiempo en algún que otro estiramiento puede sonar a una verdadera pérdida de tiempo. Pero, ¡no lo es! Pasar largos períodos de tiempo sentada debilita tus músculos, atenta contra la salud de tu columna y tus articulaciones y acelera tu proceso de envejecimiento. Es importante invertir en tu silla de trabajo.

La solución: Camina aunque sea un poco cada 40 minutos -aprovecha para ir al baño o tomar agua-.  Esta sencilla medida te ayudará a contrarrestar todos los perjuicios de permanecer tanto tiempo sentada.

#3 “Relajación” no está en tu diccionario

El problema: El estrés no es tan solo mental; también afecta a tu cuerpo y se traduce en tus músculos.

La solución: El primer paso es concientizarte de que el estrés se encuentra en la raíz de tu aflicción. Este te dará la posibilidad de explorar distintas maneras de relajarte, ya sea a través de la actividad física, la risa, una buena lectura o la música.

#4 El sedentarismo es tu estilo de vida

El problema: Ya ni recuerdas cuál fue la última vez que la actividad física formó parte de tu día. ¿Tu  excusa? La clásica: “no tengo tiempo”.

La solución:
 El ejercicio representa uno de los mejores analgésicos para aliviar el dolor de espalda -¡y muchas otras dolencias musculares!-. Por tanto, tú eliges: ¿dolor o movimiento?

#5 Tu colchón es paleolítico

El problema: ¡Hace milenios que duermes sobre el mismo colchón!, porque no tenías idea que la vida útil de uno bueno es de entre 9 y 10 años.

La solución: ¡Cámbialo! Eso sí, elige uno intermedio: ni muy blando, ni muy duro. Y, si quieres aliviar aún más la presión sobre tu columna, duerme con una almohada bajo las rodillas si sueñas boca arriba, entre las rodillas si duermes de costado o debajo de tu estómago y caderas si descansas boca abajo.